11,1 hectáreas de los Altos de Gáldar forman parte del Monumento Natural del Montañón Negro, incluido en la Red de Espacios Naturales de Canarias. Un lugar de gran belleza natural que abarca territorio de varios municipios, con excelentes vistas y de gran importancia geológica.

Montañón Negro

El cono volcánico del Montañón Negro, elemento referencial de esta zona de la isla, y la Caldera de los Pinos de Gáldar son sus dos estructuras, de gran singularidad e intereses científicos y representativos del volcanismo insular.

Pino centenario

Entre los piroclastos de sus coladas emergen los ejemplares centenarios de los Pinos de Gáldar que dan nombre a esta zona cercana a la caldera. Este grupo de 19 ejemplares se salvó de la tala masiva que en siglos pasados afectó a la isla de Gran Canaria, pues sirvieron para marcar el límite territorial de los municipios de Gáldar, Guía y Moya, donde existen ejemplares de más de 350 años.

En este espacio protegido se documentan hasta 44 especies florales, mientras que se pueden encontrar ejemplares de fauna silvestre como el lagarto de Gran Canaria o la lisa rayada o aves como el gavilán, el cernícalo y cuervo canario o el murciélago de borde claro, entre otras.